domingo, 2 de septiembre de 2007

Sistema Digestivo


En la boca se realiza la masticación y la insalivación de los alimentos. Esta fase se llama digestión bucal.En la masticación intervienen los dientes y el movimiento de las mandíbulas, que se realiza por la acción de dos potentes músculos: el temporal y el masetero, llamados músculos masticadores. Durante la masticación, los dientes cortan, desgarran y trituran los alimentos.La insalivación es la mezcla de los alimentos triturados por los dientes con la saliva para humedecerlos lubricarlos, e iniciar su tratamiento químico.Después de la masticación y de la insalivación, el alimento recibe el nombre de bolo alimenticio.


• En la faringe y en el esófago se efectúa la deglución del bolo alimenticio y el descenso de éste hacia el estómago.Al tragar, un cartílago situado entre la laringe y la faringe, la epliglotis, cierra el paso al bolo alimenticio hacia las vías respiratorias.De la faringe, el bolo alimenticio desciende por el esófago, gracias a la contracción de los músculos que forman la pared interior del esófago, y llega al estómago.


• En el estómago tiene lugar la digestión gástrica, durante la cual los jugos gástricos actúan sobre el bolo alimenticio y lo transforma en una sustancia llamada quimo.


• En el intestino delgado se realiza la digestión intestinal; a través de la acción de varios jugos, como la bilis, segregada por el hígado, el jugo pancreático, segregado por el páncreas, y el jugo intestinal, el quimo experimenta nuevas transformaciones hasta que es un líquido en el cual se hallan las sustancias nutritivas (obtenidas de los alimentos) están en condiciones de ser asimiladas por el organismo.Una vez acabada la digestión intestinal estas sustancias asimilables pasan a la sangre, a través de las paredes del intestino delgado en las que se hallan las vellosidades intestinales.En cada vellosidad intestinal, hay pequeñas ramificaciones de los dos sistemas de transporte a larga distancia del cuerpo: los capilares sanguíneos y los capilares linfáticos. Los capilares sanguíneos recogen la mayor parte de las sustancias nutritivas, mientras que los capilares linfáticos recogen, sobre todo, materias grasas.


• En el intestino grueso se absorbe la mayor parte del agua que contienen los alimentos y se inicia la eliminación de los residuos o restos no asimilables de los alimentos